GUIA ¿Cómo elegir el mejor scooter minusválido y personas mayores? 

Hoy te contaremos algunos consejos para aprender a elegir y mantenerte seguro en un scooter para minusválido, personas mayores.

Al momento de desplazarnos, la edad o alguna discapacidad pueden impedir que lo realicemos de forma correcta.  Por fortuna, hay accesorios que logran facilitar esta simple actividad, como los scooter. Sin embargo, no todos saben qué aspectos tener en cuenta antes de comprarlos.   

Ventajas de un scooter eléctrico de movilidad

Hoy, te diremos porque desde nuestra web te aconsejamos comprar un scooter eléctrico si sufres alguna minusvalía o tienes movilidad limitada.

  • Son fáciles de manejar por personas con movilidad reducida o ancianos, ya que poseen un manillar ergonómico. Aunque hay diferentes tipos disponibles,
  • Los scooters para minusválidos traen asientos acolchados grandes y controles simples.
  • Se mueven gracias a la batería que llevan incorporado.
  • Son ideales para aquellas personas con movilidad limitada por artritis, esclerosis múltiple, obesidad…
  • Los scooters para mayores o para personas con la movilidad reducida son perfectas herramientas para la movilidad y ofrece una libertad de autonomía al usuario.

Tipos de scooters eléctricos de movilidad reducida

Este tipo de motos son útiles para muchas necesidades y por lo tanto existe una gran variedad de modelos en el mercado:

  • Scooters eléctricos plegable de movilidad reducida.
  • Scooters eléctricos de movilidad desmontables
  • Por último, según el tamaño, que pueden ser scooters eléctricos de movilidad reducida pequeños, medianos o grandes.

Aspectos a tener en cuenta para elegir un scooter eléctrico para personas con movilidad reducida

Tener autonomía en los desplazamientos, es algo que buscan las personas con movilidad reducida y gracias a los scooter pueden lograrlo. Entre los elementos claves para elegir un scooter para personas mayores, tenemos: 

  • Maniobrabilidad

Se refiere a la capacidad que ofrece el scooter para realizar un giro completo en un espacio pequeño. De esta manera, podrá estar seguro cuando le toque realizar un giro en algunos lugares con poco espacio. 

  • Peso del ocupante 

La estatura y peso son elementos imprescindibles en la elección del scooter. Para que tengan una mayor orientación, las personas con menos de 90kg pueden elegir cualquier scooter, pero si tienen un peso mayor a 90kg, lo ideal es optar por aquellos que soportan desde 110kg en adelante. 

  • Peso del scooter 

Un scooter eléctrico con mayor peso, será capaz de ofrecer más estabilidad. Sin embargo, la gran mayoría tiene una palanca de desembrague que facilita su movilización.  

  • Dimensiones 

Dependiendo del área donde vaya a movilizarse la persona con movilidad reducida, debe ser elegido el scooter. Si solamente va a ser usado para el hogar, la idea es que tenga el tamaño adecuado y que no interfiera con ninguno de los elementos en casa. 

  • Transporte y plegado 

También es importante verificar la capacidad de plegado que tiene y si es fácil de transportar en los coches. De no serlo, lo ideal es elegir un modelo que si cuente con estos elementos, ya que es el medio de movilización utilizado por las personas con enfermedades de movilidad reducida. 

  • Autonomía y potencia 

La potencia está relacionada a los motores y la autonomía a la capacidad que tiene la batería del scooter. Es una manera de saber cuánto puede durar operativo y la velocidad que puede alcanzar. 

  • Comodidad del usuario 

Lo ideal es que tenga un asiento cómodo, ya que es el lugar donde mayor tiempo permanecerá la persona con movilidad limitada.  

  • Número de ruedas 

En el mercado hay scooter para minusválidos de 3 y 4 ruedas. Entre los más demandados están los de 4 ruedas, ya que facilitan la movilización.  

  • Servicio técnico y resolución de problemas

Es importante verificar la rapidez de respuesta que tiene el fabricante cuando ocurre un problema. Además de si tiene stock para los repuestos y rapidez en el envío de los mismos. De esta manera, no tendrá que esperar mucho tiempo para volver a utilizar el scooter, luego de que presente alguna falla o avería. 

  • Comportamiento en interiores y exteriores 

Al ser su elemento de desplazamiento, es importante que le ofrezca seguridad tanto en espacios interiores como exteriores. Además de un buen funcionamiento en ambos ambientes. 

  • Adaptaciones de accesorios 

Muchas veces es necesario incluir un accesorio extra al scooter, para aumentar la comodidad que ofrece. Por eso, se debe verificar si cuenta con esta posibilidad.  

 Consejos para mantenerse seguro en su scooter minusválido 

Luego de evaluar los principales elementos que debe tener un scooter minusválido, es conveniente conocer estos consejos: 

1. Realizar una revisión diaria 

Es algo muy sencillo y que llevará un par de minutos. Limpiar las ruedas, especialmente las delanteras que es donde se acumula la mayor parte de suciedad y pelos.  

2. Llevarlo a chequeos 1 vez al mes 

Algunos modelos de scooter minusválido tienen ruedas neumáticas, de ser así, lo ideal es verificar que tengan la presión de aire correcta y se mantengan hinchadas. También es importante verificar que al momento de desplazarse no emita algún sonido extraño.  

3. Mantenimiento mensual completo 

Además del chequeo, es necesario realizar un mantenimiento completo 1 vez al mes. Allí podrán ajustar tornillos, evaluar el estado de las fundas, y verificar si el scooter está haciendo ruidos indebidos. Es decir, evaluarán con detenimiento cada parte del scooter y realizarán el mantenimiento correspondiente. 

4. Supervisión de las baterías 

Es importante mantener en buen estado las baterías. Aconsejamos siempre cargarlo hasta que la luz esté en verde e indique que la carga ha sido completada.  

 

Ahora que conoces los aspectos para elegir y consejos sobre cómo cuidad el scooter minusválido, ya estás listo para adquirirlo. Si necesitas alguna indicación extra o resolver una duda, puedes contactarnos.  
¡En movilidadreducida.info nos encantará asesorarte sobre los scooter eléctricos para minusválidos!