Caídas y lesiones entre las personas mayores

Aunque las caídas y lesiones no presentan mayores complicaciones, cuando se trata de personas mayores si es algo preocupante. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 646 mil adultos mayores de 65 años mueren cada año a causa de lesiones accidentales. Esta cifra nos hace ver lo frecuente que son.  

Las personas de edad avanzada y con problemas de movilidad reducida presentan cierta inestabilidad en su cuerpo, que los hace propensos a los accidentes.  

En este post te hablaremos sobre esas causas comunes de lesiones y caídas en adultos mayores. 

Causas más comunes de caídas y lesiones en ancianos 

Es importante aclarar que la edad no es factor determinante para las lesiones o caídas en ancianos, ya que podrían ser parte de un síntoma de algún trastorno o enfermedad subyacente.  

Ahora bien, entre las causas más comunes tenemos: 

Impedimentos físicos 

Es común que una persona esté afectada por los cambios que vienen con el envejecimiento. Uno de ellos es la condición física. Probablemente no es la misma cuando estaba joven y esto podría convertirse en un riesgo de caídas y lesiones.  

Por otro lado, cuando un adulto mayor tiene una mala condición física o movilidad limitada, incrementa su capacidad de exposición a los peligros y situaciones de riesgo. 

Algunos de los impedimentos físicos que incrementan el riesgo a caídas, son: 

  • No tener una buena visión. 
  • Baja fuerza muscular. 
  • Poco equilibrio al caminar. 
  • Sensibilidad, específicamente en los pies. 
  • Bajo nivel de las capacidades cognitivas. 

Riesgos del entorno 

Muchas caídas también se originan debido a los riesgos presentes en el entorno, y pueden darse cuando un adulto mayor no percibe peligro, o no responde rápidamente luego de haberlo detectado.  

Algunos de esos elementos de riesgos son: 

  • Hay iluminación inadecuada. 
  • Los suelos son resbaladizos. 
  • Es posible que algunas alfombras no estén bien fijadas al suelo. 
  • Cables eléctricos y alargadores presentes en zonas de paso. 
  • Bordillos rotos o aceras irregulares. 
  • Falta de familiaridad del entorno donde van a estar. 

Causas intrínsecas 

Están relacionadas al propio paciente: 

  • La presencia de algunas enfermedades o patologías. 
  • Agitación.  
  • Alteraciones auditivas, vestibulares y visuales. 
  • Alteración en el equilibrio, movilidad y en la marcha. 
  • Deterioro en el lado cognitivo, como en la percepción, orientación del espacio, y en la comprensión. 
  • Cuadros de confusiones.  

Causas osteoarticulares 

Se refieren a ciertas patologías como las siguientes: 

  • Osteoporosis. 
  • Coxoartrosis. 
  • Alteraciones en los pies. 
  • Gonartrosis. 

Causas neurológicas 

También hay factores neurológicos que aumentan el riesgo a las caídas, como los siguientes: 

  • Convulsiones y epilepsias. 
  • Miopatías. 
  • Trastornos laberínticos, traumáticos e infecciosos. 
  • Trastorno de Parkinson o secuelas de AVE. 

Causas diversas 

  • Infecciones. 
  • Intoxicaciones. 
  • Hipoglicemias. 
  • Psicógeno. 
  • Endocrinos. 

Todas estas causas son las que afectan a los adultos mayores o personas con enfermedades de movilidad reducida y ocasiona una caída o lesión. Los casos más graves pueden originar fracturas en el fémur. Sin embargo, representan al 1%. Como puedes ver, la edad no es el factor de riesgo principal en las caídas. 

Desde movilidadreducida.info tenemos el interés en cuidarte y apoyarte en el proceso de autonomía e independencia con elementos para lograrlo. ¡Déjanos un mensaje y en breve te responderemos!